Top
BLOG

7 alimentos que te permitirán dormir mejor

Son muchas las razones por las que a veces no podemos conciliar el sueño; estar sometido a un estrés constante o un cambio de horario en nuestra rutina son algunos ejemplos. Sea cual sea esa razón, al final nos encontramos en la cama con los ojos como platos mirando al techo y dando vueltas cual croquetas en nuestra cama hasta las tantas de la madrugada.

Diversas investigaciones han descubierto que mantener una buena alimentación, sana, variada y saludable ayuda a dormir bien y prevenir algunos problemas como el insomnio. De la misma manera, y al igual que hay ciertos alimentos que nos impiden dormir bien, hay otros con los que es más fácil conseguir un buen reposo. Por eso, y como sabemos que el sueño es algo indispensable para hacernos sentir mejor durante nuestro día a día, hoy os traemos una lista de siete alimentos que ayudarán en vuestro descanso. Porque no hay nada mejor que descansar placenteramente.

 

  1. Plátanos
    Las babanas o los plátanos son ricos en nutrientes y lo que hacen es que estimulan la melatonina y la serotonina que justamente hacen que tu calidad de sueño mejore
    . Además, contienen altos niveles de magnesio y potasio que relaja los músculos. Además, y según el experto del sueño Neil Robinson, ayudan en cierta medida a combatir el insomnio gracias a los altos niveles en amino ácidos.
  2. Almendras y cacahuetes.
    Estos frutos secos contienen un tipo de sustancias que pueden llegar a inducir al sueño, como son el triptófano y el magnesio, y son un snack ligero para antes de ir a dormir. Además, y al igual que los plátanos, contiene sustancias que te ayudan a  relajar los músculos  y el sistema nervioso, por lo que con solo un puñado de almendras te sentirás preparado para descansar como nunca. Por su parte, los cacahuetes contienen Niacin, una forma de la vitamina B3 que ayuda a la producción de serotonina, la hormona que se encarga de nuestro humor. De igual modo que las almendras, con tan solo un puñado llegarás a sentirte lleno por más tiempo, algo que evitará que te levantes por la noche con hambre y arrases en la nevera.
  3. Cerezas.
    Las cerezas son una de esas frutas maravillosas y hasta ahora no lo sabíamos. Y es que la magia de este alimento se esconde en su interior: contiene altos niveles de melatonina, una sustancia que genera nuestro cuerpo y que regula y coordina nuestros procesos biológicos -entre otros-. No obstante, también contienen antioxidantes que junto con la melatonina ayudan a mantener el sueño por más tiempo.
  4. Leche caliente.
    Es algo corriente que de pequeños se nos de un vaso de leche caliente para ir a dormir, y muchas veces no se sabe exactamente por qué, pero se hace porque así se ha hecho tradicionalmente. Pero esto, como todo recetario tradicional, tiene un porqué: la leche es rica en el tryptophan, un amino ácido que te induce al sueño. Eso junto al calor que se le aplica, te genera un efecto calmante y te hace dormirte antes. Y por si fuera poco, la gran cantidad de calcio que contiene la leche, regula la producción en tu cuerpo de la melatonina. Por lo que al final, la leche caliente acaba siendo uno de los mejores “remedios de la abuela” para tener un sueño placentero.
  5. Aguacate.
    A pesar de que se considere el aguacate como un alimento muy pesado para antes de dormir -y siempre recomiendan que si se cena, sea la mitad y no uno entero-, el aguacate también sirve para que consigas dormir mejor y más rápido. El truco está en su alto nivel de magnesio, que hace que los niveles de cortisol (la “hormona del estrés”) se reduzcan y puedas tener una noche más tranquila.
  6. Avena.
    Este alimento es muy saludable para el sistema cardiovascular, y mantienen tu corazón sano. Contiene una gran cantidad de vitaminas y minerales que te ayudan para relajarte. Se trata de una fuente natural de melatonina, la hormona que regula nuestros ciclos de descanso. Normalmente, y a pesar de que sea un alimento que se recomienda más para el desayuno, la avena se puede consumir unas 2 o 3 horas antes de ir a dormir, con lo que al hacer la digestión, tu cuerpo estará más relajado para coger la cama más tranquilo, algo que en definitiva, ayudará a tu descanso.

  7. Té de camomila.
    Tan fácil como que el té de camomila aumenta los niveles de la glicina, un tipo de amino ácidos que tenemos en el cuerpo, lo que hace que nuestros músculos se relajen. Del mismo modo, la glicina tiene efectos contra la ansiedad, por lo que esta bebida es excelente para calmar cualquier tipo de pensamientos de estrés que pudieran afectar a tu habilidad de dormir bien. Sin embargo, no sólo la camomila tiene esos efectos, hay otro tipo de hierbas que pueden generar en ti el mismo efecto, como melisa, lavanda, pasiflora, tilo, o limón. Si le quieres dar un punto más dulce a cualquiera de estos tés, una cucharadita endulzará tu descanso. ¡Y hasta mañana!

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies