Top
BLOG

7 tips para mantener tu vida sana durante las vacaciones

Las vacaciones pueden ser una época contradictoria para quienes se están introduciendo en el camino del bienestar y el cuidado de uno mismo, o incluso para quienes dominan el arte de quererse y lo llevan como forma de vida. Y es que cuando descansamos de nuestras rutinas, solemos eliminarlas directamente, lo que altera nuestras costumbres en alimentación, descanso, actividad física y demás porque perdemos nuestra zona de confort, dejamos nuestro hogar, nuestras cosas, nuestros espacios y nuestros horarios, así que necesitamos poder adaptarnos.

Lo bueno es que tenemos más tiempo para dedicarnos a nosotros mismos y poner atención en cuidarnos. Y como no queremos que el descanso nos saque de nuestros carriles de vida sana, os traemos algunos tips para encontrar un equilibrio y seguir cuidándoos sin estrés ni mucho esfuerzo durante el verano.

1. Acepta que las cosas pueden salir mal

Es habitual que algunos detalles de nuestros viajes salgan mal, sobre todo cuando se trata de cosas que están fuera de nuestro control como el retraso de un vuelo. La consecuencia más inmediata es el enfado y la frustración, porque lo único que queremos es llegar a nuestros destinos sin perder tiempo encerrados en un aeropuerto pero, si sucumbimos a esas emociones, estamos empezando nuestro relax con el mal pie y energías negativas.

Por eso, os aconsejamos mentalizaros de que todo saldrá bien y fluido pero dejando cabida a cambios que no podemos evitar. Se trata de tomarse los obstáculos de otra manera para no derrochar energía en cosas que no cambiarán por mucho coraje que tengamos. Así que, paciencia y buena cara para minimizar lo malo y verle el lado bueno a las cosas.

2. El agua es tu mejor amiga

Aunque te vayas solo por un fin de semana al campo o, con más razón, si vas a embarcar en un vuelo largo, si mantienes tu cuerpo hidratado, habrá una larga serie de cosas en cadena que harán que te sientas bien. Así que, después del pasaporte, la cartera y el teléfono, una botella de agua rellenable es el siguiente elemento imprescindible en tu viaje.

El entorno de los aviones, por ejemplo, es especialmente seco, lo que deshidrata tu piel y empeora el jetlag, entre otras cosas. Igualmente, si vas en carretera o en un tren, tus opciones y frecuencias de hidratación también son limitadas, así que si te anticipas, puedes mantenerte bien hidratado/a. Entonces ya sabes, si vuelas bebe agua antes del vuelo y rellénala después de seguridad.

3. Mantente en movimiento

Mientras puedas, no dejes de moverte. Tanto beber te obligará a pasearte al baño, lo que significa movimiento regular para combatir la rigidez de estar sentado. Y es que mantener el cuerpo activo significa buen flujo sanguíneo para todos los órganos y músculos además de mantener tu metabolismo en activo.

Si estás esperando un vuelo, un tren o un autobús, no te sientes, pasea a buen ritmo por la terminal y sáltate las cintas y ascensores si es posible. Si te sientes a tope de energía, ¡incluso puedes aprovechar para hacer unas sentadillas!

4. Despídete del “todo o nada”

Perder cierto control de nuestros horarios es inevitable al viajar. Por eso, la clave es fluir con las nuevas horas y encontrar momentos para dar cabida a hábitos saludables. Esto requiere flexibilidad e implica adaptarnos al espacio y tiempo que tengamos, en vez de renunciar a ello directamente.

Por ejemplo, si normalmente haces tu rutina completa de yoga cada mañana antes del trabajo pero en tu viaje no tienes tiempo de cumplirla toda, es mejor hacer lo que puedas que no hacer nada porque no tienes tiempo a todo. Si normalmente meditas media hora antes del desayuno pero tienes una excursión a la montaña al amanecer, intenta dedicarle 5-10 minutos en vez de saltártelo. Esto te ayudará también mentalmente a saber que puedes compaginarlo todo sin estrés y sentirás que no te desencarrilas demasiado de tu vida sana.

5. Encuentra una clase

Vayas a donde vayas, buscar una clase de yoga, kickboxing, pilates o lo que sea lo tuyo, te abrirá el panorama a nuevos profesores, maneras de enseñar, aprendizajes e incluso relaciones e interacción con gente local mientras te dedicas un rato a ti mismo/a. ¡Lo bueno del boom del wellness es que seguro encontrarás algo que te interese donde sea que vayas!

6. Prepárate: remedios y snacks

Tener una solución preparada para momentos de necesidad puede ayudarte a no desviarte más de lo que quieres para poder seguir disfrutando. Lo primero, es salir de casa con pequeños snacks sanos a los que recurrir cuando te entre el hambre, en vez de tener que buscar algo bueno en tiendas de paso o de estaciones, por ejemplo. ¿Ideas? Barritas nutritivas, granola, nueces y frutos secos, kale chips o incluso semillas de chía para hacer un pudding sobre la marcha si consigues alguna leche en el camino.

Ahora, si algo va mal o no te encuentras del todo bien, ten listas tus hierbas y suplementos para echarte una mano. Un kit básico puede inlcuir equinácea, tés, vitaminas, probióticos o incluso aceite de orégano como remedio natural para todo tipo de problemas desde infecciones –tiene propiedades antibióticas– hasta irritaciones de la piel.

7. Acepta y disfruta el equilibrio

Es probable que tu rutina y deberes habituales te absorban tanto que te cueste desconectar. Relajarse, despejarse y disfrutar implica sacrificar ciertas cosas para dejar lugar al descanso. Así que no tengas miedo de quedarte en una playa tomando mojitos en vez de salir a correr como harías habitualmente. Divergir de tu rutina es lo que diferencia la vida diaria de las vacaciones, así que adapta lo que puedas y te apetezca y disfruta de las variaciones. La idea no es pausar todos tus buenos hábitos mientras descansas, sino saber renunciar a algunos para sustituirlos por pequeños placeres. De eso se tratan las vacaciones, ¿no?

¡Feliz verano!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies